Logo Cuidame Babysitter 2020

Síndrome del bebé sacudido: abuso infantil y además un gran peligro

Publicado el: 7 julio, 2022

Además de ser muy peligroso, sacudir a un bebé entra en la categoría de abuso infantil y se puede convertir incluso en un delito con penas de cárcel.

“Condenado un padre por zarandear a su bebé y provocarle parálisis cerebral” se lee en el titular del diario El País de noviembre del año 2017. Y así como esta noticia, lamentablemente podemos encontrar muchas más en distintas partes del mundo, incluyendo nuestro país.
Si tienes un bebé pasarás por momentos en los que estarás exhausta y frustrada y tendrás la idea de que no puedes hacer frente a la situación. A veces, puedes sentir la tentación de zarandear a tu bebé que llora, en especial si el llanto parece no parar. Pero es importante que sepas que esta acción puede causarle serios daños al cerebro. Si estás pensando en ello, mejor aléjate, cálmate y pide ayuda.

¿Qué tan fácil es dañar a un bebé?

Es muy fácil lastimar a un bebé. Ellos tienen cabezas grandes y pesadas en proporción a sus cuerpos, y sus cuellos son aún débiles, por lo que no pueden controlar el movimiento de la cabeza como los niños mayores o los adultos. 

Si lo zarandeas, su cabeza se moverá hacia adelante y hacia atrás muy rápido. Eso puede sacudir su cerebro y es muy peligroso. También los juegos bruscos, como arrojar a tu guagua al aire o sobre una cama blanda, puede ser bastante perjudicial.

¿Qué pasa si sacudes a tu bebé?

Incluso solo un par de sacudidas violentas pueden hacer que el cerebro de tu pequeño/a se golpee contra el hueso duro de su cráneo, causando sangrado y lesiones. Los bebés sacudidos pueden sufrir problemas relacionados con el cerebro, que incluyen:

  • Sordera
  • Ceguera
  • Convulsiones
  • Dificultad para tragar o comer
  • Dificultades de aprendizaje, habla y conducta

Si la sacudida es demasiado fuerte, el bebé podría morir.

¿Qué hacer si no deja de llorar?

Hay algunas cosas que puedes probar si tu pequeño hijo/a no deja de llorar. En primer lugar, comprueba si el llanto se puede deber a un problema médico o algo tan sencillo como:

  • Hambre o sed
  • Necesidad de un cambio de pañal
  • Fiebre
  • Dentición

Si el llanto continúa, trata de calmarlo abrazándolo, haciéndole un masaje, meciéndolo en su coche o cantándole mientras lo abrazas. Pídele ayuda a otras personas: tu pareja, algún familiar o un amigo.

¿Qué puedes hacer si sientes que pierdes el control?

Si nada de lo que hace parece ayudar y crees que estás en peligro de sacudir a tu bebé esto es lo que debe hacer:

  1. Asegúrate de que el bebé esté seguro y aléjate un poco de él o ella
  2. Tranquilízate y “enfría” tu cabeza
  3. Pide ayuda a familiares y amigos. Es posible que puedan darte algunas ideas nuevas y hablar con ellos sobre cómo te sientes.

¿Cómo puedo saber si un bebé ha sido sacudido?

Un pequeño que haya sido zarandeado, puede presentar los siguientes signos:

  • Somnolencia
  • Temblores
  • Dificultad para respirar o alimentarse
  • Vómitos
  • Piel pálida o color azul

En comparación con la lesión cerebral traumática accidental en bebés, las lesiones de los niños sacudidos tienen un pronóstico mucho peor. El daño a la retina del ojo puede causar ceguera. 
La mayoría de los bebés que sobreviven a zarandeos severos tendrán algún tipo de discapacidad mental o neurológica, como parálisis cerebral o deterioro cognitivo, que puede hacerse evidente recién a a los 6 años de edad. También es posible que puedan requerir atención médica de por vida.

El tratamiento de emergencia para un bebé que ha sido sacudido incluye medidas como soporte respiratorio y cirugía para detener el sangrado interno y en el cerebro. Los médicos pueden usar escáneres cerebrales, como resonancias magnéticas y tomografías computarizadas, para hacer un diagnóstico más definitivo. 

¿Estabas al tanto de los severos daños que puede producir el sacudir a los bebés? Es importante que les transmitas esta información a otras personas que la pueden necesitar. También nos gustaría que nos comentaras qué te pareció esta información.

Escribe tus comentarios:

Encuentra una Niñera de Confianza

Artículos que te podrían interesar