Tranquilos. Este artículo no tiene nada que ver con maltrato animal, sino que informa sobre las famosas batallas de rap que tanto disfrutan los jóvenes.