Logo Cuidame Babysitter 2020

Nomofobia: niños, adicción al teléfono y responsabilidad de los padres

Publicado el: 9 septiembre, 2021

Es un concepto que en la actualidad ya se está haciendo conocido. ¿Sabías que se refiere a la adicción al celular que padecen grandes y chicos? Te contamos

La nomofobia es un término que se usa cuando una persona experimenta ansiedad debido a la imposibilidad de tener acceso a su celular.
El problema se produce cuando los padres y madres usamos los teléfonos móviles como “juguetes” para mantener en silencio a nuestros hijos durante las actividades diarias como comer, reuniones familiares o mientras manejamos.

Hemos sido testigo de cómo hemos estado demasiado absortos en nuestros asuntos como adultos mientras “regaloneamos” a nuestros hijos con la entretención más conveniente: celulares. Ahora, entregarles una pantalla hace que la crianza de los hijos sea mucho más fácil, ya que nos garantiza que estemos libres del ruido constante en la casa o en algún lugar público.

Los papás y mamás debemos reflexionar sobre lo que estamos haciendo. Necesitamos saber que estamos convirtiendo a nuestro hijo en un «adicto al teléfono» y esto le traerá una serie de consecuencias negativas como: distraerse mientras come lo que puede provocar que mastique mal los alimentos. El pequeño (o no tanto) apenas tendrá interacción con los integrantes de la familia. También es muy probable que esta mala costumbre los convierta en nomofóbicos y les cause trastornos físicos y psicológicos.

Los riesgos relacionados con la adicción a los teléfonos móviles

Cabe destacar que estos peligros no solo los corren los niños, sino también los adultos que son dependientes del uso del celular. Las consecuencias claves son:

Actividad cerebral inadaptada: los papás y mamás siempre nos quejamos del mal comportamiento, agresividad, problemas para concentrarse y aprendizaje de nuestros hijos. Pero debemos saber que la causa principal podrían ser los celulares. Estos funcionan con ondas electromagnéticas. En los niños, estas ondas pueden penetrar fácilmente en las partes internas del cerebro, ya que este no tiene una protección fuerte. 

Depresión  y Ansiedad:  La falta de contacto humano provoca problemas de salud mental. Un estudio reciente mostró que los adolescentes que prefieren la comunicación virtual a la vida real tienden a tener un alto nivel de ansiedad social o incluso depresión.

Estrés tecnológico: ¿Los papás o mamás hemos notado por qué nuestro hijo siempre se aleja de cualquier reunión social y permanece aislado con su celular? Un niño/a adicto a los teléfonos siempre buscará un rincón donde poder estar tranquilo con su móvil. Este, en otras palabras, es el tecnoestrés que lo está afectando. No es capaz de interactuar con el mundo real. No le gusta ni quiere comunicarse con la gente que lo rodea. Se enfrenta a la ansiedad social y esto afecta de manera negativa a todas las esferas de su vida: la escuela, la familia y sus responsabilidades.

Un adicto al teléfono celular se vuelve dependiente de los dispositivos móviles: siempre los mantiene a su alcance incluso mientras duerme, manteniéndolo al lado de la almohada. Nunca lo apagan y siempre están pendientes de él para evitar la pérdida de mensajes de texto, llamadas telefónicas y otras notificaciones. Llevan sus celulares a todas partes, incluso al baño.  Una persona adulta o niño/a puede experimentar reacciones irracionales y extremas debido a la ansiedad y al estrés que le generan los entornos públicos donde los teléfonos móviles están restringidos.

Los padres y madres somos los culpables de esta adicción, ya que somos los que primero les entregamos un teléfono a nuestros hijos. Ya es hora de que los padres digamos NO a los teléfonos inteligentes, en especial en la mesa de comedor y en los lugares y momentos en los que estamos compartiendo con la familia.

Sin duda que este artículo te hará pensar sobre este tema y por esa razón nos gustaría que compartieras tus opiniones y experiencias al respecto. Te leemos.

Escribe tus comentarios:

Encuentra una Niñera de Confianza

Artículos que te podrían interesar